Industria 4.0

La Fábrica del Futuro está conectada #LikeABosch

Internet de las cosas (IoT) hace que la fabricación sea más productiva, rápida y sencilla. En una de las fábricas de Bosch, Shawn descubre cómo se pueden utilizar las soluciones de software y los dispositivos inteligentes para aprovechar todo el potencial de la planta.

Shawn, nuestro héroe de IoT, sabe que todo depende de las conexiones correctas, no solo en su propio hogar o en el tráfico, sino también en la Industria 4.0. Al caminar por la fábrica del futuro, Shawn pudo ver cómo las soluciones de Bosch y Bosch Rexroth conectan el proceso de fabricación y lo hacen compatible con IoT.

Navegando por un mar de datos

Industria 4.0

La fábrica del futuro utiliza tecnologías complejas. Esto hace que sea aún más importante que los responsables puedan asegurarse fácilmente que todo salga según lo planeado. Esto se puede hacer con la solución de software NEXEED, que recopila, analiza y prepara una descripción general de los datos de producción y logística. Para obtener una perspectiva completa, Shawn recibe todos los datos de producción directamente en su tablet o smartphone. De esa manera, sabe exáctamente lo que está sucediendo en términos de producción y dónde se encuentran los materiales. Nexeed Energy Platform, a su vez, convierte los registros de datos en indicadores clave de rendimiento tangibles en eficiencia energética y de recursos. Esto permite a las empresas comparar el consumo de datos de sus unidades, identificar debilidades e implementar mejoras. Esto es bueno tanto para la huella de carbono como para el balance.

Mantenimiento predictivo

Industria 4.0

Una sola falla puede paralizar líneas de producción enteras. Esto puede resultar particularmente complicado por la noche, cuando no hay personal de mantenimiento en la planta. Una mirada a la clásica bola de cristal ayudaría a reducir las interrupciones. El software NEXEED permite el mantenimiento predictivo, que es como ver el futuro: monitorea datos importantes de producción las 24 horas del día e identifica desviaciones críticas. ¿Existe riesgo de sobrecalentamiento de la máquina? ¿Muestras signos de desgaste? En tales casos, el programa notifica al personal de mantenimiento de la planta. Luego, el software puede programar el tiempo de inactividad de la máquina afectada para realizar el mantenimiento. Esto puede ayudar a evitar interrupciones de producción no planificadas. A Shawn también le gustaría tener estas habilidades de clarividencia.

Flujo de material con 5G

Industria 4.0

En realidad, solo el piso, el techo y las paredes están fijos en la fábrica del futuro; todo lo demás se puede cambiar. Las líneas de producción están compuestas por módulos, lo que permite su modificación, ampliación o reducción durante la operación. Sin embargo, este tipo de producción también requiere un flujo de material adaptable. Shawn descubrió rápidamente la solución para esto: en la fábrica, el sistema de transporte autónomo ActiveShuttle con motores eléctricos lleva los materiales a las líneas de producción.

Los ActiveShuttles se pueden conectar con diferentes estándares de comunicación e incluso son compatibles con 5G. Cuentan con sensores láser y están equipados con software que garantizan una navegación segura por la planta, evitan obstáculos y frenan automáticamente frente a personas u otras máquinas. También pueden comunicarse entre sí. Por ejemplo, si uno de los ActiveShuttle tiene que pasar por un corredor bloqueado por un montacargas, lo identifica como un obstáculo y advierte al resto de la flota. Ahora es un esfuerzo de equipo.

Los compañeros robóticos reducen la carga de trabajo

Industria 4.0

Para que todo en la fábrica del futuro funcione a la perfección, es necesario que exista un lugar donde se procesen los datos de los dispositivos conectados: Bosch IoT Cloud. Este es el cerebro, podría decirse, del mundo de IoT. La nube permite a las máquinas comunicarse con su entorno y realizar cada vez más tareas, incluso monótonas o estresantes para los humanos. Durante su visita a la fábrica, Shawn vio muchos ejemplos de esto, siendo su favorito el Automatic Production Assistant, o APAS. El robot móvil se puede utilizar en varios lugares de trabajo, donde se desempeña junto con sus colegas humanos. Con un acabado de espuma sintética, las personas no necesitan usar equipo de protección cuando están cerca. Shawn piensa mucho en APAS: ya sea en términos de montaje, carga o paletizado, puede contar con este asistente de oficina.

¿Esta visita junto a Shawn te dejó con ganas de conocer más? Aquí encontrarás más información sobre cómo Internet de las Cosas cumple con requisitos especiales. Estas soluciones harán de la fábrica del futuro una realidad más rápido de lo que nuestro héroe de IoT puede decir: #LikeABosch.