Prijeđi na glavni sadržaj
Bosch en Chile

Sostenibilidad: cambiar actitudes nos conecta con una vida mejor

sustentabilidad cambiar actitudes

¿Qué es la sostenibilidad?

De acuerdo a los diccionarios, la sostenibilidad se define como la condición o característica de lo que es sostenible. Pero ¿qué significa esto en la práctica? ¿Cómo se puede aplicar este término a los diferentes aspectos de la vida humana y las actividades que realizan?

Llevandola a la vida cotidiana, la sustentabilidad se relaciona con la adopción de técnicas, métodos, tecnologías, recursos, instrumentos y herramientas que permitan hacer permanente un proceso o sistema.

¿Aún te parece complicado? De hecho, no lo es. Para entender, basta con pensar en un ejemplo muy simple: la pesca. Si esta actividad se realiza en todas las épocas del año de forma indiscriminada, sin seguir ningún criterio, puede llevar a la extinción de una especie.

Después de todo, hay un período reproductivo que debe respetarse para garantizar que habrá una próxima generación de peces. Al actuar impulsivamente, tratando de capturar la mayor cantidad, la disponibilidad se reduce gradualmente, hasta que, en un momento dado, los peces dejarán de existir.

La pesca sostenible siempre garantiza que habrá una población suficiente para mantener la especie. Es decir, se sigue haciendo la actividad, pero se hace con responsabilidad para que perdure.

Hay aspectos adicionales relacionados, como mantener intacto el hábitat de estos animales, evitar la contaminación, asegurar la supervivencia de otras especies que les sirven de alimento, etc.

Este es solo un ejemplo simple. La sustentabilidad ambiental puede estar presente en varios procesos. Abarca:

  • el consumo de recursos naturales;
  • la exploración de la naturaleza;
  • la utilización de fuentes de energía
  • la eliminación de materiales.

¿Cómo puede ayudar?

La sostenibilidad se identifica como una de las soluciones a varios problemas globales, tales como:

  • efecto invernadero;
  • escasez de agua potable;
  • gran consumo de energía;
  • hambruna;
  • desigualdad social.

Pero, ¿cómo pueden las actitudes sostenibles tener un impacto directo en todos estos aspectos? He aquí otro ejemplo práctico para conceptualizar la sostenibilidad, la relación entre las actividades humanas y la supervivencia de los individuos.

Imagina que una persona ha ganado la lotería. Esa cantidad de dinero es emocionante y parece que nunca terminará. Así, la persona comienza a gastar impulsivamente. Los de afuera pueden ver que llegará un momento en que el dinero se agotará porque solo se usa, no se invierte.

Hacer una inversión o adquirir una empresa, por ejemplo, permitiría que ese dinero valiera la pena. Si calculó bien sus gastos y planeó con anticipación las adquisiciones, el ganador haría un uso sostenible del dinero y se aseguraría de que no se agotara.

Básicamente, esto es lo que sucedió con el agua dulce del planeta Tierra. Hay tantas fuentes naturales que la gente tiene la impresión de que nunca se acabará, pero este es un recurso finito, ya que el planeta no produce agua.

Por lo tanto, fomentar el consumo sostenible de este recurso hará que esté disponible de las generaciones futuras. Una forma de utilizar conscientemente este bien finito es el manejo correcto de los bosques y su conservación, lo que impactará en el equilibrio del clima global. Además de conservar el agua disponible, este proceso ayuda a prevenir grandes sequías que paralizan la producción de alimentos y provocan escasez y hambruna.

Sostenibilidad en las actividades económicas e industriales

Es muy importante entender que la sostenibilidad está directamente relacionada con la preservación de la naturaleza, lo que no significa simplemente no talar un árbol. Está vinculado a todas las actividades realizadas por los seres humanos, incluidas las económicas e industriales.

Pero, ¿por qué los procesos de una empresa local pueden tener un impacto global? La explicación radica en los métodos que adopta un determinado sector para llevar a cabo sus procesos productivos. Después de todo, se necesitan insumos, materias primas y energía.

El uso racional de estos artículos garantiza su disponibilidad en el futuro, pero eso no es todo. Los procesos generan residuos, sólidos, líquidos o gaseosos, que deben ser eliminados. Por tanto, una actuación sostenible evitaría el aumento de la contaminación en el planeta.

Incluso los materiales utilizados para fabricar los productos deben diseñarse teniendo en cuenta la sostenibilidad. Es importante considerar que habrá desechos, tanto del empaque como del producto mismo, cuando éste se torne inviable para su uso y/o consumo.

En una acción más sustentable, la preferencia es por el uso de materiales reciclados y biodegradables. Además, existe la logística inversa, que apoya al cliente al evitar la disposición incorrecta de materiales que pueden afectar la naturaleza.

Considerando el impacto colectivo de estas acciones, existe una gran influencia en una determinada región. Una vez que las localidades interactúan, hay un impacto globalizado como resultado de estas acciones específicas.

Los pilares de la sostenibilidad

sustentabilidad pilares

La sustentabilidad se basa en pilares. En general, se consideran ocho formas de sostenibilidad:

  • social;
  • ecológica;
  • econômica;
  • territorial;
  • cultural;
  • espacial;
  • política nacional;
  • política internacional.

De estos, los cuatro más conocidos son: ambiental, social, económico y empresarial. A continuación podés encontrar detalles sobre cada uno.

Sostenibilidad del medio ambiente

De alguna manera está relacionado con el pilar ambiental, que está vinculado a todas las acciones que pueden tener algún impacto directo o indirecto en el medio ambiente, en el corto, mediano o largo plazo.

Minimizar la producción de residuos es uno de los focos de la sostenibilidad ambiental, para que no se produzcan daños a la calidad del medio ambiente. También tiene como objetivo el consumo consciente de los recursos y la explotación responsable de la naturaleza. Esto contribuye a la preservación de las especies y la biodiversidad.

Sostenibilidad social

La sociedad se compone de diferentes capas, y la misión de esta sostenibilidad es reducir las desigualdades entre ellas. En otras palabras, propone que todas las personas tengan una vida digna, con acceso a los recursos e igualdad de oportunidades.

En la práctica, involucra elementos como la provisión de saneamiento básico, la valorización de la cultura, la atención de la salud y el acceso a un ingreso. Son los aspectos esenciales para satisfacer las necesidades básicas del ser humano.

La sostenibilidad social también tiene que ver con las acciones que se toman hoy y el impacto que tendrán en el futuro. Esto sirve para garantizar la estabilidad del crecimiento, con el fin de asegurar la mejor distribución del ingreso.

Sostenibilidad económica

Aquí la atención se centra en el desarrollo económico sostenible. Reúne prácticas administrativas, financieras y, por supuesto, económicas para lograr una mayor eficiencia con una gestión responsable en todos los sectores.

Propone elaborar técnicas o metodologías, para que los procesos productivos consuman menos recursos, sin perjudicar el desarrollo económico. Por lo tanto, el objetivo es seguir creciendo, pero con el mínimo impacto en el medio ambiente.

Básicamente se trata de hacer más con menos, con la diferencia que, en este caso, también importan las metodologías adoptadas. Se busca la rentabilidad en armonía con la sostenibilidad.

Sostenibilidad empresarial

Este tipo de sostenibilidad se basa en el compromiso que las acciones y decisiones de las empresas no:

  • degraden el medio ambiente;
  • lleven a un consumo exagerado de recursos;
  • exploten al trabajador.

Reúne estrategias para garantizar un ambiente de trabajo seguro y saludable, con buenas relaciones profesionales. La sustentabilidad empresarial va más allá de los espacios de la organización: también posibilita el desarrollo personal y llega a la comunidad donde se ubica la empresa.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Globales, forman un conjunto de 17 metas establecidas por las Naciones Unidas (ONU). Es un llamado a todos los países a trabajar en forma conjunta para proteger el planeta, erradicar la pobreza y asegurar la prosperidad y la paz.

Los ODS de la ONU son;

  • erradicar la pobreza;
  • hambre cero y agricultura sostenible;
  • salud y bienestar;
  • educacio de calidad;
  • igualdad de género;
  • energía asequible y limpia;
  • trabajo decente y crecimiento económico;
  • industria, innovación e infraestructura;
  • reducción de desigualdades;
  • ciudades y comunidades sostenibles;
  • consumo y producción responsables;
  • acción contra el cambio climático global;
  • vida en el agua;
  • vida terrestre;
  • paz, justicia e instituciones eficaces;
  • alianzas y medios de implementación

Como se ve, hay muchas metas por alcanzar, que incluyen los pilares de sustentabilidad mencionados. Se relacionan con diferentes aspectos de la naturaleza y el medio ambiente, así como con el ser humano de manera directa y con las acciones y actividades que realiza.

Cada objetivo tiene una lista de sus propias metas, con varios aspectos que deben observarse para tener éxito en la meta general. En el ODS 12, por ejemplo, hay 12 puntos y 3 subpuntos que requieren atención.

Cabe señalar que entre las metas se encuentra el apoyo a los países en desarrollo, con el objetivo de fortalecer sus capacidades tecnológicas y científicas. Como resultado, sus estándares mejoran y se vuelven más sostenibles. Por lo tanto, sigue siendo una invitación a la cooperación global.

En este momento, existe una acción conjunta entre países, organizaciones, instituciones y empresas para que las metas de los ODS se alcancen al 2030. Por lo tanto, los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y todos los ciudadanos comunes deben poner de su parte.

Bosch y los ODS de la ONU

Bosch está comprometido con los ODS de la ONU, tanto en términos de sus procesos de producción y entorno de trabajo como en la creación de productos y servicios que ayuden a mejorar la vida de las personas.

La sostenibilidad a largo plazo del negocio, al mismo tiempo que contribuye a la protección del medio ambiente, está pensada para las generaciones actuales y futuras. La compañía quiere hacer que las energías renovables sean más asequibles y la movilidad aún más segura, limpia, económica y cómoda, además de desarrollar soluciones innovadoras con un enfoque en la sostenibilidad. ¡Cambiar actitudes conecta al mundo!

Cambiar de actitud nos conecta con una vida mejor

La sustentabilidad es un tema de interés para todos. Por lo tanto, debe pensarse a nivel global. Es necesario actuar ahora, porque las acciones humanas no solo impactarán en el futuro: ya influyen en el presente.

El planeta pide ayuda. Es necesario escuchar su llamado y aplicar la tecnología y el conocimiento adquirido por la humanidad para hacer sustentables los métodos y procesos. De esta forma, es posible garantizar la protección del medio ambiente y la vida, así como promover un crecimiento responsable y eficaz.

Bosch siempre busca desarrollar tecnologías limpias y crear proyectos para hacer su parte en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. ¡Seguí leyendo y comprendé más sobre la sostenibilidad, su importancia y las historias de éxito de Bosch en la protección del planeta!

El planeta solicita auxilio

Los impactos ambientales causados ​​por la humanidad en los últimos años han generado problemas, tales como:

  • destrucción de la capa de ozono;
  • inundaciones;
  • extinción de especies;
  • aumento del efecto invernadero;
  • falta de agua potable.

Ya se sienten en la sociedad, lo que demuestra la gravedad de la situación.

Para ayudar a cambiar este escenario, diferentes sectores de la sociedad en todo el mundo se están movilizando. Año tras año, replantean sus procesos e invierten en acciones para encontrar soluciones que contribuyan positivamente al medio ambiente. ¡En esta desafiante misión, Bosch también hace su parte!

Para la empresa, la sustentabilidad es intrínseca a sus valores y acciones. El trabajo se centra en intensificar los esfuerzos ya exitosos para reducir las emisiones de carbono en sus 400 ubicaciones en todo el mundo, aún en 2020.

Todas estas acciones de Bosch también buscan reducir sustancialmente la cantidad de residuos depositados en vertederos y desarrollar la autosuficiencia en agua en los procesos de fabricación. La organización tiene un compromiso con el planeta, lo que la lleva a actuar de manera sustentable en todos los aspectos del negocio. ¡Después de todo, la responsabilidad medioambiental también es de Bosch!

Desde 2015, Bosch América Latina ya consiguió reducir:

reducción en latinoamerica

Para el Grupo Bosch, la sostenibilidad significa el éxito a largo plazo de la empresa y, al mismo tiempo, la protección del medio ambiente para las generaciones futuras. El objetivo es hacer más accesibles las energías renovables desde el punto de vista económico y la movilidad aún más segura, limpia y económica, así como desarrollar productos respetuosos con el medio ambiente.

Bosch y la sostenibilidad

Sobre la base de los tres pilares principales de la sostenibilidad, Bosch ha establecido sus propios pilares estratégicos y sigue plenamente comprometido con los ODS. Para que conozcas un poco más sobre el trabajo de la empresa en sustentabilidad, ¡mirá las áreas en las que se destaca Bosch!

estrategia global sustentabilidad

Protección climática

En Bosch América Latina, el trabajo comenzó en 2008, con la definición de un equipo multidisciplinario que implementaría tanto acciones como proyectos encaminados a la reducción de emisiones. Con la declaración de neutralidad de CO2, el equipo se reestructuró y desarrolló una visión estratégica que abarca los cuatro pilares de acción para lograr la neutralidad:

  • eficiencia energética - un gran potencial para reducir el consumo energético,
  • autogeneración de energía renovable: generación de energía solar propia de Bosch (plantas de Campinas y Curitiba en Brasil);
  • compra de energía verde — fuentes renovables con origen garantizado (energía eólica, solar e hidroeléctrica, entre otras);
  • compra de créditos de carbono, para compensar aquellas emisiones que no se pueden evitar.

Solamente en 2018, Bosch llevó a cabo alrededor de 500 proyectos de eficiencia energética, reduciendo el consumo de energía en alrededor de un 1,5%. La fabricación conectada también se ha convertido en un impulsor clave de la eficiencia, ya que la empresa ha implementado su plataforma energética en más de 30 fábricas en todo el mundo.

Dentro de la compañía se llevaron a cabo diferentes acciones en Argentina para generar una reducción de energía, de emisiones de CO2 y en consecuencia contribuir con su propósito de garantizar la sostenibilidad en el negocio. A través de la disminución de contratación de la empresa proveedora de energía, se redujo al 49% el consumo dando como resultado un gran ahorro energético. También se reemplazaron luminarias incandescentes por tubos, reflectores e iluminarias led. Además, se realizó un reemplazo del tanque de agua corriente por un nuevo sistema hidroneumático con diafragma, y gracias a la disminución de arranques en electrobombas y un menor tiempo de servicio se alcanzó una reducción del 50% de consumo de KW.

La eficiencia energética es la clave para lograr el objetivo climático. Bosch fijó el objetivo de ahorrar 1,7 teravatios hora (TWh) de energía para 2030. Con una inversión de mil millones de euros, la compañía pretende impulsar medidas innovadoras. Esto ayudará:

  • reducir el consumo y el desperdicio;
  • desarrollar nuevas tecnologías;
  • fomentar la adopción de fuentes limpias en todo el mundo.

Para que esto sea posible, Bosch desarrolló un plan de acción como una forma de:

  • optimizar el uso de sus equipamientos;
  • aplicar nuevas tecnologías;
  • mejorar los propios procesos;
  • trabajar en la sensibilización de los colaboradores.

La compañía ve la acción climática como una de sus mayores responsabilidades. El trabajo comenzó en 2008 en América Latina y, en la actualidad, las acciones se han intensificado.

“Desde que se establecieron metas para reducir las emisiones de CO₂, en 2008, nos hemos organizado en un equipo multidisciplinario para trazar la estrategia de la región y, juntos, hemos logrado las metas. Ese año, desde el anuncio de nuestra Dirección Mundial de convertirse en CO₂ neutral a partir de 2020, el Comité ha estado trabajando en la visión y estrategia de la región. Ahora, estamos aún más motivados para contribuir con una acción tan importante para la protección del clima”, comenta Hervelly Ferreira, responsable de implementación de acciones de HSE en Bosch América Latina.

A partir de 2020, Bosch y sus más de 400 ubicaciones en todo el mundo son neutrales en carbono. El 89% de la electricidad que consume el Grupo Bosch en todo el mundo es verde. En 2021, compensamos un total de 0,9 millones de toneladas métricas de CO₂ utilizando créditos de carbono.

Agua

Bosch tiene 61 unidades ubicadas en las regiones más secas del mundo. Con esto, se pretende lograr el autoabastecimiento en agua industrial. Un sistema capta el volumen de agua desechada como efluente para que vuelva a circular en los procesos productivos.

Desde 2019, hemos lanzado más de 200 proyectos y reducido la extracción de agua en un 21,5% con respecto a 2017 en unidades ubicadas en regiones con escasez de agua.

En América Latina un ejemplo es la solución adoptada en la unidad de Campinas, donde se reutiliza el agua potable consumida, y se destina a producción o se dirige a la planta de tratamiento de Bosch. Paralelamente, el agua de lluvia es utilizada por la empresa.

Todo el volumen de precipitación se canaliza a un lago artificial con una capacidad de 65 millones de litros. Y para que estas acciones se hicieran efectivas, los empleados realizaron capacitaciones para sensibilizarlos sobre la importancia del uso responsable del agua.

La estructura fue rediseñada con un enfoque en esta autosuficiencia en agua. La red de hidrantes facilita la detección de fugas, así como su corrección, y el sistema fue diseñado para reducir la evaporación. Con todo esto, Bosch ya ha logrado números excelentes:

  • 207 mil m³ de agua recirculada al año;
  • 133,2 millones de litros ahorrados al año;
  • Reducción del 50% del consumo de agua en procesos industriales.

Salud y Seguridad

Bosch está comprometido con la protección de las personas y el medio ambiente. La compañía pretende reducir el número de accidentes por millón de horas trabajadas a un máximo de 1,45 para 2025. La compañía se compromete a reconocer los riesgos de accidentes y la salud de los colaboradores, con el fin de introducir las medidas preventivas adecuadas con antelación.

Garantizar que no se utilicen sustancias prohibidas y reducir el uso de sustancias nocivas son factores clave para proteger a las personas, pero también al medio ambiente. Para gestionar eficazmente las restricciones y prohibiciones de sustancias, especialmente para productos, Bosch está ampliando su sistema de gestión de datos de materiales corporativos para el cumplimiento y la sostenibilidad.

Un sistema informático escalable permite comprobar las listas de materiales utilizados en los productos de forma automática y garantizar el cumplimiento de las normativas.

Bosch en América Ltina tiene una de las tasas de accidentes más bajas del Grupo Bosch a nivel mundial. En 2021, la tasa de frecuencia de accidentes fue de 0,7 (accidentes por 1 millón de horas trabajadas). Además, la empresa ha puesto en marcha una importante campaña corporativa denominada Safety Basics, que aborda los aspectos conductuales de la prevención de accidentes. También ha realizado una fuerte inversión en protección de máquinas, entornos de trabajo seguros, sistemas de prevención de incendios y actuaciones para mejorar la ergonomía, entre otros.

Practicar la sustentabilidad involucra acciones que impactan a la generación actual y preservan el planeta y sus recursos para las generaciones futuras. Bosch ha trabajado arduamente y manteniendo el foco en el desarrollo sostenible, haciendo su parte para dejar un legado positivo y contribuir a lograr los ODS 2030 de la ONU.

Economía Circular

Con el crecimiento de la urbanización, los productos usados ​​y desechados en la vida cotidiana dejan una huella ecológica. En este sentido, Bosch está trabajando para reducir su huella ecológica y se esfuerza por crear beneficios sociales, tomando la delantera en el principio de economía circular.

Con esto, buscamos el uso eficiente de los materiales y la extensión del ciclo de vida de los productos a través de la reutilización, reparación, remanufactura y establecimiento de modelos de negocios circulares.

Por ejemplo en Curitiba, Brasil, contamos con la mayor planta de remanufactura de autopartes del grupo Bosch, contribuyendo a un modelo de economía circular sostenible.

Diversidad

Apreciamos la singularidad de cada individuo y valoramos la diversidad como clave para el éxito de nuestro negocio. Al incluir a todos y garantizar la igualdad de oportunidades, desbloqueamos todo nuestro potencial.

Para ello, nos esforzamos en crear un ambiente sin discriminación, donde la diversidad, la equidad y la inclusión se vivan y se reconozcan como estrategia organizacional; aumentar la representación de las minorías y garantizar la equidad de género, ofreciendo condiciones laborales justas.

A nivel mundial, Bosch promueve anualmente la Semana de la Diversidad con más de 200 eventos en línea en 16 idiomas que llegan a decenas de miles de asociados en todo el mundo, promoviendo el intercambio internacional.

A nivel mundial, Bosch promueve anualmente la Semana de la Diversidad con más de 200 eventos en línea en 16 idiomas que llegan a decenas de miles de asociados en todo el mundo, promoviendo el intercambio internacional.

Derechos Humanos

Como empresa global con alrededor de 440 filiales y empresas regionales, más de 398 mil colaboradores, Bosch asume la responsabilidad y es sensible al respeto de los derechos humanos en toda la cadena de valor. Esto se aplica a nuestros propios procesos, así como a nuestra cooperación con los proveedores y nuestro efecto en la sociedad en general.

A modo de ejemplo, en 2021 revisamos nuestro Código de Conducta para proveedores para crear una mayor conciencia, cooperación y transparencia sobre la sostenibilidad en nuestra cadena de valor. También se desarrolló un concepto multidisciplinar para mitigar los riesgos derivados de la adquisición de productos y productos semielaborados que, según nuestros análisis, contienen materias primas de especial riesgo. Los programas de minimización de riesgos ahora se implementarán durante los próximos tres años.

En América Latina, los proveedores se someten a varios tipos de auditorías, que tienen como objetivo garantizar su alineación con las prácticas de Bosch y cumplir con la legislación. Ejemplo de ello son los receptores de residuos, los cuales son evaluados periódicamente en aspectos ambientales y de seguridad laboral. Si tienen infracciones o prácticas inapropiadas, se les notifica para tomar acciones correctivas o incluso romper la relación contractual - en caso de incumplimiento de lo solicitado.

Con ello, también promovemos la reputación de la marca compartiendo nuestras prácticas y siendo transparentes con la sociedad en relación a nuestros objetivos y metas.

derechos humanos
¡Cambiar actitudes nos conecta con una vida mejor!